Maquillaje otoño-invierno 2018: el secreto estará en los labios

Las tendencias en makeup para las próximas temporadas marcan un ítem innovador: los labios ultra oscuros.

En la gama del ciruela, el violeta, el borravino y hasta del gris encuentro y el negro -para un estilo transgresor y con inspiración gótica-, renovarán los looks más arreglados y asimismo los casuales.

¿De qué forma llevar esta tendencia? La maquilladora y columnista de Entremujeres Connie Moreno brinda sus tips infalibles.

Piel impecable. En cualquier composición de maquillaje, la belleza de la piel es esencial. Por eso, una buena base ultra liviana que empareje los diferentes tonos de la piel y sostenga su aspecto translúcido y natural va a ser lo idóneo. Va a dar un resultado sorprendente, sin que parezca recargado.
Ojos tenues. Uno de los conceptos básicos de makeup es buscar un solo punto de atención, que pueden ser los ojos o los labios. Esto da un efecto armonioso y poco recargado. Por eso, en un caso así, lo mejor serán las sombras neutras en textura mate o bien iridiscente, según tu gusto, una máscara para pestañas de efecto potente.

Bocas protagonistas

Ahora sí, va a quedar centrarse en el maquillaje de labios. Estos son ciertos tips.

1. Ya antes de elegir una tonalidad en la gama del violeta, tené en cuenta que los dientes han de ser de manera perfecta blancos, en tanto que esta opción destaca los tintes amarillentos.

2. Si tus labios son finísimos, los tonos oscuros tenderán a “achicar” ópticamente aún más el grosor. De ahí que, lo mejor será meditar en la paleta de los mínimamente oscuros berry u otras alternativas que no sean demasiado oscuras.

3. Para dar la sensación de mayor volumen, una vez puesto el labial, se puede añadir otro producto cosmético un tono más claro en el medio de ambos labios. Esto también se puede lograr al entremezclar el labial con un toque de sombra clara (puede ser rosa, beige, vainilla, champagne o blanca).

4. Para eludir que el labial se corra, perfilá los labios con un delineador en el mismo tono del labial que escogiste del tono piel. Este paso también ayuda a generar un efecto visual. Si el labio es más fino, dibujá con el delineador unos milímetros sobre la línea natural del labio. Si es más grueso, hacelo por la parte interior de la superficie de exactamente la misma. Lo importante en este paso es respetar las comisuras.

5. Rellená el labio con el tono de lapicero labial que hayas elegido.

Qué tener en cuenta ​

Un pincel aplicador dejará fijar mejor el labial, rellenar las líneas que presenten los labios y lograr un efecto de labios más tersos. Además, va a dar mayor o bien menor intensidad de pigmento conforme la cantidad de producto aplicado.
Los labios asimismo necesitan sostenerse hidratados y humectados. Utilizá un ungüento humectante diariamente, mejor si incluye factor de protección solar.
Cuando sientas los labios resecos, podés hacer una mezcla exfoliante suave, compuesta por crema humectante y un ¼ de cucharadita de azúcar. Aplicala con suaves movimientos circulares con la yema de los dedos para exfoliar y retirar las células fallecidas. Enjuagá con agua y aplicá el linimento labial.

2 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *