Maquillaje de otoño: las tendencias que se vienen

A quien vivió la década del 80, el maquillaje de esta temporada le va a resultar muy familiar. Nostalgia y resurrección de la época en la que convivieron el punk y el glam en sus máximos esplendores, y que hoy regresa con sus mix de colores metalizados, el glitter y paletas radicales en los labios. La piel se empleará satinada este invierno, con looks extremos como el estilo “coreana”, que consiste en dejar la piel como la de una muñeca de porcelana; la fantasía que solicita la tendencia se logra con glitter de distintos grosores que simula labios cubiertos de brillantina y dibuja detalles lúdicos sobre los párpados. Además de esto, se aguardan cejas más gruesas y anchas que en las temporadas anteriores; el clásico cat eye ahora se dibuja en tonos de azules y verdes; y el smoked eye muta a un estilo más trágico y expresivo -cubre incluso el área de las cejas con sombras negras-.

De esta manera presentan los expertos las tendencias de la época.

Para un efecto en ojos, es conveniente emplear 3 tonos de sombras con diferentes intensidades de esta manera da relieve, que sean perladas para haya luz y brillo, a pesar de la oscuridad

Para un look gótico, el foco se puede poner en los ojos intensos o en las bocas darks, con colores bien radicales. El ojo negro va perfecto con esta tendencia, y si su acabado es charolado, mejor, pues remitirá a lo punk contracultural de los mil novecientos ochenta, a las bandas de rock y a diseñadores de la época como Vivienne Westwood.

Para lograrlo, hay que animarse a la potencia y a lo recargado, que se mitigará dándole una textura glossy al final. Se recomienda usar una sombra acuarelada, que al ponerle agua se puedan ir manejando diferentes texturas, más cubritivas y más traslúcidas. Toda la ceja está cubierta, dando un aspecto bien recio que invade asimismo la zona de adentro del ojo. Se complementa con varias capas de máscara de pestañas, y delineador. Con tanta fuerza en los ojos, la regla es que los labios queden nude y mate.

Es ideal para bocas finitas pues el efecto blureado amplía. Se puede conseguir combinando 2 tonos afines o uno solo, esfumado con pincel o bien hisopo
Kuligovsky
La tendencia solicita bocas sin fronteras o bien smokey, con un efecto de “recién besada” que resulta ser de lo más canchero esta temporada. Lo que se busca es resaltar la boca 100 por cien y ampliarla, y que el resto simplemente acompañe. Primero, se marcan los bordes con un trazo perfecto de delineador, después se incorpora el labial, y finalmente se esfuma todo el contorno con las yemas de los dedos. Ahora, se matifica con polvo o con una sombra del mismo tono, a fin de que quede bien opaco (requisito de la tendencia).

Se acompaña a la protagonista con ojos bien humedecidos, sin agregados más que pestañitas cargadas y un detalle artístico que la temporada llama “delineado gráfico”, consistente en dibujar un circulito bajo el ojo, o bien cualquier otra ilustración con forma geométrica. En la piel, se puede alumbrar el triángulo de luz, que es la superficie entre los pómulos y la pera; y las cejas, peinadas y rellenadas a fin de que queden bien parejas y tupidas, con pasta para ceja y un pincel.

2 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *