Estos blogueros se ganan la vida recorriendo el planeta

Descubrir nuevas tierras, etnias y dejar cierta estabilidad a un lado para conocer otras formas de vida es ilusión de muchos. Hay quienes dedican tiempo a viajar a lo largo de una temporada. Otros lo han transformado en su forma de vida.

Este es el caso de los autores del libro Sí se puede vivir viajando… o bien de cualquier cosa que te apasione, que cuenta justamente de qué forma nueve personas se transformaron en bloggers de viajes y, de hecho, tienen uno de los trabajos más deseados.

“Este libro es testimonio de los caminos que recorrimos y las resoluciones que tomamos para vivir haciendo lo que nos gusta”, escribe JL Pastor en la introducción.

Dejar la rutina
¿De qué forma se consigue este trabajo? ¿Qué formulario hay que completar? ¿A quién se manda el currículo? Las historias de Sí se puede vivir viajando muestran que ciertos dejaron sus carreras a un lado y dieron un salto al vacío para formar su emprendimiento. Otros sabían desde siempre y cuando ese era su destino y fue su primera opción desde el comienzo. En todo caso, su objetivo es dejar en claro que ser blogger de viajes es un trabajo que requiere esmero, perseverancia y dedicación.Cuando viajar es un trabajo

Para Juan Villarino, autor de acrobatadelcamino.com, la resolución vino viajando, mientras que estudiaba Derecho, primero, y Sicología después. Juan sospechaba que deseaba hacer otra cosa, “era más simple para mi ser letrado o bien ser sicólogo. Hasta el momento en que me aburrí, me percaté de que lo que me agradaba era viajar”, cuenta desde San Nicolás, una urbe al norte de la ciudad de Buenos Aires.

“Había hecho viajes cortos, mas desde el momento en que tengo memoria sueño con viajar. Poco a poco me tomé más de verdad a mí. En la universidad hice ciertos viajes por mi país. Entonces hice un viaje de 3 meses por Europa. Todos y cada uno de los viajes los hice a dedo. Desde el dos mil cinco me dediqué a viajar”, afirma.

Sus viajes están relacionados con la escritura de su blog: “tenía una meta: cruzar los países y convertir estos relatos en libros”.

El caso de Toya Viudes –española de cincuenta años y autora de colombiadeuna.com– es diferente, en tanto a que se ha dedicado a charlar de este país. Toya vive hace 6 años en Colombia. Es escritora, cronista y, sobre todas las cosas, viajante. Si bien en ocasiones extraña su hogar, ha hecho de su pasión una forma de ganarse la vida: “Me vine a Colombia no por la crisis, sino más bien por ganas de vivir en el extranjero. Deseaba probarme que podía salir de mi zona de confort”, explica desde Santa Marta.

“Salí con una mano adelante y otra atrás. Fue bastante difícil posicionarme. La gente considera que es suficiente con redactar un weblog, mas deseaba dedicarme a esto profesionalmente. Al comienzo, me costó, escribía y no me hacían caso, debí vivir con mis ahorros. Entonces, comenzaron a llamarme”, cuenta.

Ser blogger de viajes es similar a hacer una empresa: se precisan objetivos, metas y mucho trabajo. Si bien este sea tomar un aeroplano para llegar a lugares recónditos.

Tener una meta
El caso de JL Pastor y Marcela Mariscal –blogueros de viajes, esposos y progenitores de María del Mar– es muestra de esta visión empresarial. Son autores de colombiatravelblog.com y, conforme cuentan desde Medellín, han tenido claro una meta movidos por la pasión que lúcida en ellos viajar.

Marcela Mariscal precisó tener claras sus metas para transformarse en blogger de viajes. “Primero, era un sueño que se transformó en un objetivo: comunicar qué es Colombia. Segundo, precisé constancia y corazón, que van de la mano. Ahora tenemos un camposanto de los blogs mas leidos, por el hecho de que la gente piensa que es fácil”, afirma.

Para transformar esta pasión en una tarea, es clave “pasar a la acción. Esto es viajar, moverte. No es hacer un weblog a fin de que me inviten. Es lo contrario: es viajar, hacer un weblog y poner contenidos continuamente, comunicarse con la gente, tomar fotografías, abrir redes sociales”, explica JL Pastor.

Ser blogger de viajes es un trabajo reciente, equiparado con otros oficios de la humanidad. Pensando en su profesionalización, JL Pastor creó la iniciativa ‘3 travel bloggers’, que convocó a 9 bloggers sudamericanos para enseñar, mediante series publicadas en Youtube, una cara diferente de los viajes.

“Mediante tres travel bloggers viralizamos el mensaje. Esta es una prueba para profesionalizar nuestra tarea, producimos estrategias, con objetivos claros y medimos los resultados”, afirma Pastor.

Mas, ante todo, para ser blogger de viajes debe existir vocación: “Cuando uno viaja hace amigos. Crea vínculos que de otra forma serían imposibles. La inmediatez deja una reacción inmediata. Esto me motiva: cuando vas a cualquier una parte del planeta y sientes que todos somos iguales”.

6 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *