Mirian, tú sí que eres una ‘celeb’

Un amigo me mandó este martes el link al weblog de Mirian, una joven de veintidos años de Lugo (Galicia). Lo leí detenidamente, y engañaría si no afirmara que lloré y reí por igual. Puede parecer contradictorio, mas si le echan una ojeada, sobre todo a los vídeos, se sorprenderán. ¿Sabes Mirian que hay actrices y celebs a las que les pagan una pasta por hacer vídeos educativos o bien promocionales y no sonríen ni de lejos como lo haces ? ¿Sabes que no son felices, pese a que medio planeta las quiere, mas no alcanzan a sentir? ¿Sabes cuánta gente cobarde se queda sin vivir la dicha por el qué afirmarán o bien el temor? ¿Sabes que hay gente que no es feliz, pese a tenerlo todo en la vida? Y, ¿sabes que la gente más feliz que conozco, no tiene prácticamente de nada, mas es tal y como si lo tuviese todo?

“Quiero pasar los días de mi vida sonriendo, algo sin lo que no sé vivir. Y esto, si bien lo he hecho desde siempre y en todo momento, me lo ha recordado y remarcado el cáncer”. Mirian ha tenido múltiples tumores, 4. Número que lleva tatuado y que ahora no le quedará más antídoto que actualizar, ¿no? Me chifla que hayas bautizado a los tumores como ‘cabroncetes’.

¿Sabes que hace 13 años me tocó convivir con la quimio, la radioterapia, los parches de morfina y un cabroncete? Alguien fundamental para mí y joven como asimismo luchó en ese batallón. ¿Sabes que fue uno de los años más fantásticos de mi vida? ¿Sabes que nos disfrazábamos en el centro de salud dónde estuvimos meses y meses ingresadas, pasábamos las noches viendo películas tradicionales y adquiría zapatillas de animales grandes horteras para ir cómodas por la habitación?
Mirian sonríe a la vida
Los fines de semana adquiríamos nuestros pasteles y comida preferidos y nos los comíamos a ocultas. Preparábamos pociones mágicas para los días blog post-quimio, donde todo te sabe a metal. Nos tocó seleccionar pelucas, nos íbamos de tiendas a mediodía cuando no había absolutamente nadie, para estar cómodas. Te advierto que no había día que no fuésemos ideales, hasta personalizamos los camisones azules.

Debieron llegar las Navidades a fin de que me percate de que lo más esencial en datas de esta forma era que pudiésemos estar juntas y darnos un brazo y reírnos. Aquel año, me hizo el mejor regalo que podía hacerme: decirme lo esencial que era tenerme a su lado. Lo que no sabía ella era lo esencial que era para mí haberla tenido yo a y lo mucho que aprendí de esa experiencia de por vida.

En ocasiones, cuando gente que no tiene de qué lamentarse lo hace, siempre y en todo momento le digo lo mismo. ¿Por qué razón no te das una vuelta por algún centro de salud próximo? Cuando salgas seguro que vas a tener contestación a esos inconvenientes frívolos y sin ningún sentido que nos chifla a los humanos recrear.

La Vida, como afirmas, es hermosa. Y lo es todavía más a sabiendas de que hay profesionales “como tu doctora Amor o bien el valiente y refulgente cirujano torácico”, a los que agradeces tantas cosas en tu weblog. Desde este humilde weblog de la que subscribe, deseo rendirte mi más franco homenaje, a ti y a ellos. Ya hemos intercambiado múltiples correos y proseguiremos haciéndolo. No dejes de leer nuestra sección Jaleos, que eso siempre y en todo momento entretiene. Además de esto, te deben parecer noticias de ciencia ficción (ja,ja, ja).

No dejes de ser , si bien como bien afirmas en tu último blog post que califico en los blogs mas leidos, en ocasiones es imposible. Sonríe, pues toda vez que lo hagas, contagiarás a los de tu alrededor. A ellos, a tus progenitores, a tus amigos, que deben sentirse orgullosos de tus valores, que son un reflejo de lo que te han aportado.

PD: Me chifla el mar y redactar tanto como a ti. Nos leemos y nos vemos una noche mirando cara las estrellas. Tú eliges: el Mediterráneo o bien el Cantábrico. Queda mucha vida.

6 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *