Masajes con piedras

Asimismo llamado Stone Massage, este masaje usa piedras calientes y frías y hasta una camilla con piedras de jade. Es una terapia oriental milenaria que cuenta con muchos beneficios para nuestra salud física y psíquica. Es muy relajante, estimula nuestros sentidos, oxigena la sangre y equilibra nuestros chakras o bien centros energéticos y nos ofrece una sensación agradable de completa armonía.

¿Qué es?
Este masaje tiene beneficios tanto para el cuerpo para la psique y se hace en una cama con piedras de jade. Las piedras, calientes o bien frías, son energía viva inorgánica que poseen en su cuerpo energético una serie de minerales (cinc, fósforo y vitamina liposoluble de tipo E) que trabajan en la reconstrucción de las células de la piel. El poder de las piedras, así como la habilidad de las manos del terapeuta, revitaliza y oxigena la piel y lleva al cuerpo a estar equilibrado con la energía universal (chi).
A través del masaje, se estimula la fuerte conexión ya existente entre las piedras y el cuerpo.

¿Cuáles son las ventajas de las piedras calientes?
El calor de las piedras penetra en los músculos y las articulaciones y da una mejor movilidad. Además de esto, estimula la circulación sanguínea, oxigena la sangre, relaja el cuerpo y logra un efecto sedante muy agradable.

¿Cuáles son las ventajas de las piedras frías?
Se usan, en especial, para la relajación de los músculos faciales. Tienen buenísimos efectos sobre las piernas cansadas, varicosas, y también inflamadas.

¿Cuáles son las ventajas de la combinación de las piedras frías y las calientes?
Después de la sesión, se recobra la energía que cada chakra precisa para estar en perfecto equilibrio.
Esta combinación deja trabajar las diferentes nosologías como fobias, depresiones, inconvenientes de autoestima, temores, inseguridades personales, contrariedades para poder expresarse, ayuda a levantar el ánimo, promueve nuestra inventiva, aumenta nuestro poder perceptivo, mejora nuestra relación con el resto, nuestras relaciones cariñosas y sexuales, regula el sistema sensible, digestible, inmunológico, nuestra relación con muestro “yo” y nuestra espiritualidad.

El efecto que genera sobre las energías de nuestro cuerpo físico, se logra con corrientes electromagnéticas. La vieja creencia oriental mantiene que la terapia stone massage mueve estas energías emitidas por nuestros órganos y tiene sitio merced a la bioresonancia de las piedras en tanto que la atmosfera está cargada de iones negativos.
La resonancia anula los iones positivos que se producen cuando padecemos agobio o bien alguna perturbación o bien desequilibrio químico en nuestro cuerpo. Por consiguiente, las piedras amplifican las energías equilibrando los iones positivos y negativos.

A consecuencia de este tratamiento manual:

*Se suprimen células fallecidas de la epidermis y se mejoran la elasticidad y la solidez de la piel.

*Aumenta el flujo sanguíneo arterial y la temperatura en la zona masajeada y zonas vecinas. Activa la circulación linfática y ayuda a suprimir toxinas.

*Disminuye el dolor (sobre todo tras un ejercicio intensísimo) y vuelve más flexibles los músculos.

¿De qué manera es la terapia y cuáles son sus efectos?
Por medio de un suave movimiento de las manos del terapeuta que -así como las piedras calientes o bien frías van masajeando los diferentes puntos del cuerpo del paciente- se marcha consiguiendo la relajación, oxigenando la piel y la sangre, equilibrando los charkas y dándonos armonía.
Las piedras calientes o bien frías concentran en ellas, minerales que asisten a nuestro organismo a conseguir su justo equilibrio. La terapia se efectúa en un espacio con aromas armonizantes y aceites que actúan en nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

9 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *