La ozonoterapia reduce la aparición de enfermedades crónicas asociadas a nuestros genes

El ozono tiene propiedades antiinflamatorias, asépticas, de modulación del agobio oxidativo y de mejora de la circulación periférica y oxigenación tisular
La ozonoterapia se ha transformado en una de las técnicas más polivalentes de la medicina del siglo veintiuno. Está indicada en multitud de especialidades, así sea sola o bien como tratamiento complementario, y sus efectos son variadísimos dependiendo de la dosis.

Como explica el doctor Mariano Bueno, directivo de la Unidad de Medicina Biológica y Antiaging de Vithas Internacional, “el ozono tiene propiedades antiinflamatorias, asépticas, de modulación del agobio oxidativo y de mejora de la circulación periférica y oxigenación tisular”.

A las múltiples aplicaciones de la ozonoterapia se aúna, además de esto, una desarrollada por el propio doctor Bueno con la meta de supervisar la epigenética. “Todos nacemos con una determinada carga genética que procede de nuestros progenitores. Durante nuestra vida, y por acción de ciertos factores ambientales, nuestros genes se marchan expresando, formando la llamada epigenética, de tal modo que, a través de la activación de la carga genética de ciertas enfermedades, estas pueden desarrollarse poquito a poco durante nuestra vida”.

A fin de que se genere esta activación que comenta el especialista son precisos un género de entorno determinado y una serie de factores que pongan en marcha todo el proceso: “desde el punto de vista biológico brota un entorno continuado en el tiempo de oxidación celular, ácido e inclusive con determinada deficiencia de oxígeno. Todo ello, mantenido de forma crónica, influye patológicamente en nuestra epigenética”.

En este sentido los factores más esenciales son bacterias, virus, hongos, diastasas, metales pesados, productos químicos tóxicos, el propio agobio, la pérdida de autoestima o bien las deficiencias de nutrientes, entre otros muchos.

El doctor Bueno ha desarrollado un protocolo concreto para sostener modulada la epigenética, de tal modo que resulte más bastante difícil que los factores enumerados puedan activar las cargas genéticas de enfermedad.

Control de la epigenética a través de ozonoterapia

Tras efectuar una serie de pruebas iniciales que van a dar la información del microambiente extracelular y los factores externos de cada paciente, se establece un tratamiento completamente personalizado que sostenga nuestro organismo en las mejores condiciones.

“El ozono juega un papel terapéutico de primer nivel, sosteniendo un pH conveniente, incrementando la oxigenación celular, la producción de energía, activando el sistema inmune, suprimiendo bacterias, virus y hongos y, en suma, dando un estado inmejorable de salud, reduciendo en un muy alto porcentaje la aparición de enfermedades crónicas que pueden sufrir otros miembros de nuestra familia y también, aun, controlando aquellas que podemos sufrir”, apunta el doctor Bueno. Vithas Internacional pertenece al conjunto sanitario Vithas que cuenta en España con diecinueve centros de salud y veintisiete centros médicos.

¿De qué forma se aplica el ozono en el plano medicinal?

En el plano médico el gas ozono se genera desde una bombona de oxígeno y un generador que provoca una descarga eléctrica y convierte el oxígeno en ozono.

“Al ser conseguido desde una botella de oxígeno medicinal, es un gas que puede aplicarse por vía intravenosa directa, ozonizando sangre, como autovacuna, en insuflaciones vaginales, intestinales, intravesical, sublingual, vía ótica, percutánea, intraartcular, intradérmica y mediante aceite, cremas, óvulos y cápsulas entéricas, todos ozonizados”, asevera el doctor Bueno. Además de esto, agrega, “es el tratamiento médico que más aplicaciones tiene, carente de efectos secundarios y con una enorme eficiencia terapéutica”.

La Unidad de Medicina Biológica y Antiaging de Vithas Internacional ha incorporado un equipo de terapia con ozono de nueva generación para poder realizar todas y cada una de las aplicaciones citadas.

1 semana ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *