CIGARRILLO ELECTRÓNICO – RIESGOS Y BENEFICIOS

El cigarro electrónico, asimismo llamado cigarrillo electrónico, es un dispositivo impulsado por una batería que simula la experiencia de un cigarro común, seguramente con menos peligro para la salud por el hecho de que contiene únicamente vapor de nicotina sin alquitrán y cientos y cientos de otras substancias dañinas. Mas, como vamos a ver, tener menos peligro no significa estar exento de peligros.

Los vapeadores han ganado popularidad en los últimos tiempos, singularmente entre la población más joven y los fumadores que desean una forma menos perjudicial de consumir nicotina. Aun en países donde el cigarro electrónico tiene su comercialización prohibida, el producto ha generado mucha curiosidad y ganó muchos adeptos, que adquieran el dispositivo mediante Internet o bien en viajes a países que dejan su venta como USA, Francia, Italia o bien Portugal.

En el presente artículo vamos a suministrar un resumen del cigarrillo electronico, incluyendo información sobre los diferentes géneros de dispositivos, efectos desfavorables para la salud, utilización como tratamiento para parar de fumar y también impacto en la salud pública.

Si buscas información sobre los daños del cigarro común, no dejes de leer también: CÓMO DEJAR DE FUMAR Y ENFERMEDADES DEL CIGARRILLO.

¿De qué forma es el cigarro electrónico?
Los cigarros electrónicos entraron al mercado en dos mil tres, en China. En dos mil seis, llegaron a los E.U. y Europa. En la mayor parte de los países, los cigarrillos electrónicos entran al mercado como productos comunes, sin regulación del gobierno. Únicamente en los últimos tiempos, con la popularidad del producto, es que los órganos estatales de control de múltiples países comenzaron a poner más atención al cigarro electrónico.

cigarrillo electrónico

En un inicio, los cigarros electrónicos fueron producidos por pequeñas empresas, mas ya hace unos años, con el ojo puesto en el veloz desarrollo de estos productos, las grandes tabacaleras han adquirido y empezaron a desarrollar esta forma de cigarro.

Los cigarros electrónicos consisten en:

Un reservorio que contiene un líquido, normalmente rico en nicotina.
Un atomizador, que es el dispositivo encargado de calentar el líquido y producir el vapor.
Un sensor que activa el atomizador toda vez que el usuario efectúa una inhalación (ciertos marchan por medio de un botón).
Una batería.
Un cargador de baterías
El usuario activa el atomizador mediante inhalación o bien pulsando un botón, en dependencia de las peculiaridades del dispositivo. El atomizador calienta el líquido en el depósito y crea un vapor de humo, que se semeja, mas no es exactamente lo mismo que el humo de los cigarros. El cigarro electrónico, por consiguiente, simula la experiencia de fumar un cigarro, mas no hay combustión y ni la inhalación de todas y cada una de las substancias tóxicas presentes en el tabaco.

Los primeros cigarrillos electrónicos fueron diseñados para tener un diseño muy semejante con los cigarros usuales, tanto en formato como en tamaño. Existieron asimismo versiones tirables, que no podían ser recargadas. El paciente fumaba y desechaba el cigarro electrónico cuando terminaba su contenido.

Con el paso del tiempo, la tecnología tras el cigarro electrónico ha evolucionado. Hoy en día, la mayor parte de cigarros electrónicos tiene un aspecto más afín a una pluma grande. Tienen baterías de larga duración que pueden ser recargadas, depósitos líquidos que pueden ser sustituidos, reguladores para supervisar la cantidad de vapor y la temperatura del atomizador, luz led y una extensa pluralidad de opciones por lo que respecta a colores y apariencia del cigarrillo electrónico, como se puede ver en la imagen más abajo.

¿Qué substancias hay en el líquido de cigarrillo electrónico?
En contraste a los cigarros usuales, que queman tabaco para producir humo, los cigarros electrónicos vaporizar un líquido, que ciertos llaman y también-líquido. Este y también-líquido se adquiere separadamente en frascos pequeños (llamados recargas), ya existiendo en el mercado más de siete mil alteraciones de sabores.

La mayor parte de los líquidos para la venta consiste en nicotina (asimismo hay y también-líquidos sin nicotina), glicol de propileno (glicerol) y aromas. No obstante, una extensa pluralidad de otras substancias ya han sido identificadas, como estaño, plomo, níquel, cromo, nitrosaminas y compuestos fenólicos, ciertos de ellos tienen potencial carcinógeno, como veremos más adelante cuando examinemos los daños de los cigarrillos electrónicos.

El contenido de nicotina en el y también-líquido por norma general cambia de cero a treinta y seis mg/mL. Las concentraciones más habituales son las de seis mg/mL, doce mg/mL, dieciocho mg/mL o bien veinticuatro mg/mL.

No obstante, estudios han probado que el nivel de nicotina certificada por los fabricantes no es siempre y en toda circunstancia fiable y es, con frecuencia, mayor que el indicado en la etiqueta. Inclusive hay y también-líquidos que afirman ser libres de nicotina, mas cuando analizados presentaron nicotina en su contenido.

Daños a la salud
Si por una parte semeja ser cierto que el cigarro electrónico es menos perjudicial que los cigarros usuales, asimismo es verdad que no son, de ninguna manera, productos exentos de peligros para la salud.

Por ser un producto parcialmente nuevo y que únicamente últimamente pasó a percibir atención de agencias gubernativos, aún no hay grandes estudios científicos sobre los efectos del empleo prolongado del cigarrillo electrónico. Si bien en teoría sean más seguros que los cigarros normales, no existe ninguna evidencia a nivel científico que apoye esta supuesta seguridad. Esta es la razón por la que países como Brasil, Argentina, Austria, Canadá y Colombia no dejan su comercialización. Otros, como Australia, Dinamarca, Bélgica únicamente dejan la venta de cigarros electrónicos sin nicotina.

Mas preocupaciones con el cigarro electrónico no solo están relacionadas con la carencia de estudios en un largo plazo. Se sabe que ciertas substancias presentes en el y también-líquido son perjudiciales.

Nicotina
La nicotina, por poner un ejemplo, es una substancia, que, aparte de enormemente adictiva, asimismo causa daños a la salud. Personas que fuman cigarros electrónicos pueden aspirar cantidades de nicotina como las aspiradas en cigarros comunes.

La nicotina está relacionada, entre otros muchos efectos, a un mayor peligro de acontecimientos cardiovasculares, retraso en el desarrollo fetal, peligro mayor de aborto espontáneo, nacimiento prematuro y mayor peligro de cambios en el desarrollo del cerebro de jóvenes y adolescentes.

El consumo agudo de dosis altas de nicotina tiene el potencial de ocasionar intoxicación provocando síntomas que van desde náuseas y vómitos, hasta conmociones y depresión respiratoria, en los casos más graves. Esto es particularmente cierto en los pequeños, cuyo umbral de intoxicación por nicotina es mucho menor que en adultos. Ya hay casos de pequeños que murieron por envenenamiento tras utilizar cigarrillos electrónicos de sus progenitores. Únicamente para dar una idea del peligro, la dosis de nicotina considerada potencialmente fatal para un pequeño es de diez mg. Una recarga de cinco mL de y también-líquido en concentración de dieciocho mg/dL tiene noventa mg de nicotina, nueve veces más que la dosis potencialmente fatal.

Como muchos cigarros electrónicos son activados por la respiración, es muy simple para un pequeño, tratando de imitar a sus progenitores, fumar un cigarro electrónico. Esta es una de las razones por que ciertos países están demandando que cigarros electrónicos vengan con algún género de sello de seguridad contra empleo eventual por los pequeños.

28 min ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *